Sin embargo, pese a que durante la temporada de verano se vio una recuperación con respecto a los más críticos de la crisis, aún hay mucho trabajo por delante. La recuperación será larga y dolorosa, apuntó Gutiérrez.

“Tenemos riesgos latentes, somos el centro de la pandemia en la región. Hay que actuar rápido, de manera coordinada y creo que el llamamiento enfocarnos a trabajar en diferentes medidas por el bien de nuestra industria, por el bien del desarrollo del país”, indicó el especialista.

Por su parte, José Lozano, director de Relaciones Institucionales de Volaris, señaló que el gobierno de México tomó una decisión acertada al no cerrar sus fronteras como otras naciones de América Latina. “Hemos tenido un repunte muy bueno. Sin embargo, en abril, en el momento de peor estado, operamos al 16 o 17% de nuestra capacidad y eso es catastrófico”, indicó.

Asimismo, Braulio Arsuaga, director general del Consejo Nacional Empresarial Turístico, dijo que la industria será resiliente, que ya ha salido de otras crisis en el pasado, como la del H1N1, y aunque ésta tomará más tiempo, el resultado será el mismo: se saldrá adelante.

Finalmente, Cuitláhuac Gutiérrez señaló que México es un mercado grande y sólido, lo que está ayudando en el proceso de recuperación.

La industria aérea ha trabajado de la mano con instituciones como la Agencia Federal de Aviación Civil con el establecimiento de protocolos que estén alineados con la Organización de Aviación Civil Internacional y el CART, así como recomendaciones de la IATA y de las propias aerolíneas. “Es una crisis que estamos viviendo pero que nos deja todavía muchas oportunidades”, apuntó Gutiérrez.