Los contratos de construcción naval con astilleros afiliados a COSCO serán: tres buques en Nantong Cosco KHI Ship Engineering (NACKS) y los otros cuatro en Dalian Cosco KHI Ship Engineering (DACKS) alcanzando un valor total de más de US$1.103 millones.

Cada buque costará aproximadamente US$157,7 millones y se espera que los buques se entreguen desde el tercer trimestre de 2023 hasta el tercer trimestre de 2024.

Aproximadamente el 60% del costo de las embarcaciones se financiará mediante préstamos bancarios y el 40% restante se pagará con recursos propios de la empresa.

23.000 TEU

Con una capacidad de 23.000 TEU, los buques serán los más grandes de la flota de OOCL, superando a sus seis barcos de clase G que registran 21.000 TEU.

Los barcos de la Clase G se ordenaron en 2015 y, sin embargo, un pedido de seguimiento para barcos adicionales nunca se materializó debido a las malas condiciones del mercado en ese momento, seguido de la adquisición de OOIL propuesta por COSCO por US$6.3 mil millones.


La fusión se completó a mediados de 2018 e integró las flotas de COSCO y OOCL, lo que ayudó a formar lo que ahora es el tercer grupo naviero más grande del mundo. El gigante chino tenía previsto hacer crecer su flota en casi un 50% para garantizar que cruza la marca de 1 millón de TEU. La flota actual de la empresa ronda los 700.000 TEU.

El pedido se suma al pedido de la compañía de un total de cinco buques portacontenedores de 23.000 teu en los dos astilleros en marzo de este año.

OOCL dijo que los nuevos pedidos son parte del plan de crecimiento y desarrollo estratégico a largo plazo del grupo para construir y desplegar embarcaciones de gran tamaño que brinden una estructura y capacidad de flota óptimas, así como una economía de escala para el grupo.