La Organización Mundial de Comercio (OMC) debe autorizar a la UE a aplicar sanciones arancelarias a cerca de 4.000 millones de dólares en productos importados de Estados Unidos, según la agencia Bloomberg.

Ante esa perspectiva, Europa había elaborado a partir de abril de 2019 una larga lista de productos manufacturados, que van desde el ketchup a las piezas sueltas de autos, que podrían ser gravadas hasta un máximo de 12.000 millones de dólares, un monto "equivalente a los daños estimados causados a Airbus por la ayuda estadounidense a Boeing", explicó entonces la Comisión Europea.

El fabricante de aviones europeo y su competidor estadounidense y a través de ellos Bruselas y Washington, se enfrentan desde octubre de 2004 en la OMC, juez de paz comercial mundial, por las ayudas públicas concedidas a los dos grupos, y que ambas partes consideran ilegales.

La decisión esperada el martes a favor de la UE sigue a la autorización concedida el año pasado a Estados Unidos para imponer aranceles a bienes y servicios europeos importados cada año por un valor de 7.500 millones de dólares, la sanción más alta que había impuesto la OMC.

Desde entonces, Washington impone aranceles punitivos de entorno al 25 por ciento a las importaciones de la Unión Europea como el vino, el queso y el aceite de oliva. Asimismo, elevó los aranceles a los aviones Airbus del 10 al 15 por ciento.

La Unión Europea y algunos Estados miembros recurrieron en diciembre una decisión de la OMC según la cual seguían sin cumplir la regulación de la organización con las ayudas a Airbus. El examen de este recurso está bloqueado dada la negativa de Washington a nombrar los jueces del tribunal de solución de diferencias, indispensables para su funcionamiento.