Los datos van a la Oficina de Análisis de Comercio de la FMC, que, dadas las «fluctuaciones recientes en los mercados», quiere la información con más frecuencia para evaluar mejor los cambios en las rutas transpacífica y transatlántica.


Una de las funciones centrales de la FMC es monitorear los acuerdos de alianza, lo que hace a través de «información exhaustiva y comercialmente sensible de las entidades reguladas». Analiza la información para poder determinar tendencias y cualquier comportamiento ilegal.

Hay unos 300 acuerdos de cooperación presentados actualmente con la FMC, pero las alianzas 2M, THE Alliance y Ocean Alliance reciben el mayor escrutinio, informaron las autoridades.


“Estos tres acuerdos tienen el mayor potencial para causar o facilitar efectos de mercado adversos basados ​​en la autoridad del acuerdo y el alcance geográfico en combinación con las condiciones subyacentes del mercado”, dijo la FMC.

La semana pasada, la comisión inició una investigación sobre la actividad marítima en los puertos de Nueva York, Los Ángeles y Long Beach, ya que los transportistas expresaron una preocupación cada vez más fuerte por la falta de contenedores disponibles para cambiar sus exportaciones.

“A la comisión le preocupa que ciertas prácticas de las navieras y sus terminales marítimas puedan estar amplificando el efecto negativo de los cuellos de botella en estos puertos y puedan ser contrarias a las disposiciones de la Ley de Transporte Marítimo de 1984″, indicó esta semana la comisionada Rebecca Dye, quien amplió la autoridad del programa Fact Finding 29 para permitir estas investigaciones.

«Las prácticas potencialmente irrazonables de las navieras y terminales marítimos con respecto a la devolución de contenedores, contenedores de exportación y cargos por demora y detención en los puertos presentan un grave riesgo para la capacidad de EE.UU. para manejar el crecimiento del comercio», finalizó Dye.

El presidente de FMC, Michael Khouri, declaró: “Si detectamos algún indicio del comportamiento del transportista que pueda violar el estándar de competencia de la sección 6 (g) de la Ley de envíos, trataremos de abordar inmediatamente estas inquietudes con conversaciones directas con el transportista. Si es necesario, la FMC acudirá a un tribunal federal para solicitar una orden judicial para prohibir el funcionamiento del acuerdo de alianza».

Rodolphe Saadé, presidente de CMA CGM, se refirió al tema en una entrevista con Financial Times y dijo «El mercado es tan fuerte que sienten, las autoridades chinas, que en un momento dado debe haber un techo», tras discutir la presión que están recibiendo los transatlánticos desde las autoridades chinas.

“Cualquier violación de contrato injusta o cambio unilateral en los términos del contrato será examinada y castigada si es necesario para que se pueda mantener el orden del mercado”, explicó el Ministerio de Océanos y Pesca de Corea del Sur tras reunirse con nueve líneas navieras y advertirles de las quejas de los embarcadores.


Fuente