Jorge Casares, director general de Alianza Trayecto, dijo durante su participación en la mesa 2 titulada ¿Qué hacen los CEO cuando llega la “Tormenta Perfecta”?, en el Encuentro de Transporte y Logística (ETYL) 2020, un evento virtual (en esta edición) de Grupo T21, que han sido momentos difíciles, pero están confiados en que van a salir adelante, ya que han enfrentado diversas crisis y el aprendizaje de estas abonaron a enfrentar la actual.

“Nunca dudamos que saldríamos adelante con mejores seres humanos y empresa, y para conducir el barco de casi 6,000 colaboradores a buen puerto, se conservaron el total de los empleos, se repartió 12,000 comidas a empresas que estaban trabajando, se cumplió con los clientes en tiempo y forma, y se generaron ahorros”, comentó.

Mencionó que durante 100 días se tomaron diversas decisiones, entre ellas, privilegiar la salud por arriba del resultado financiero, mantener a los operadores en casa y pagarles, así como mover equipos de manera ágil, cumplir en tiempo y forma con clientes, entre otras.

“La parte económica ha sido un reto, no solo para nosotros sino para todo el entorno, y hemos sido solidarios para salir adelante. Si bien no ha pasado la crisis de salud, pero ya se han activado la industria automotriz, cervecera y del cemento, y ya estamos casi a los niveles antes de pandemia, estamos trabajando en proyectos de inversión porque necesitamos fe y confianza en el país, estar más unidos que nunca”, dijo.

Expuso que en este trimestre se esperan más acciones por parte de clientes y autoridades, ya que es el momento de retomar las inversiones, aunque el reto de la salud no se acaba, debido a la entrada de la época de invierno, donde se puede complicar las cosas, como en España que tiene rebrotes.

“Tenemos que seguir cuidado la salud de colaboradores, ejemplo de lo que tenemos que hacer, se viene 8 a 10 meses complicados, no se puede ceder”, afirmó.

Mientras que, Jorge Lecona, director ejecutivo de Hutchison Ports Latinoamérica, sostuvo que antes de la crisis por la pandemia ya se veía un declive en los indicadores económicos, lo que hizo que la afectación por el COVID-19 acentuará una “tormenta perfecta”.

“Ese aprendizaje e ignorancia por el tema de COVID-19, que era muy novedoso para la humanidad, nos hizo estar en contrasentido de muchas normas recomendadas en ese momento por las autoridades (…) hemos tomado acciones muy importantes, pero la clave es una receta que hemos escuchado todos los días, son los cubrebocas y las pruebas rápidas, invertimos en aplicar pruebas y se ha reducido al 10% el tema de contagios en las terminales”, expuso.

Dentro de esta fatalidad de la tormenta perfecta, dijo, han encontrado nuevas enseñanzas en tema económico y político, pero con algo novedoso como el virus, sí “movió el piso” y se tenía que tomar con absoluta seriedad, por lo que contrataron a más médicos, se llevaron protocolos de limpieza e higiene, además de iniciar tratamiento inmediato para evitar que los trabajadores fueran hospitalizados.

Actualmente, indicó que las ventas bajaron un 50% en los astilleros y en el tema de cruceros no tiene actividad, mientras que en las actividades de carga depende del puerto.

Óscar del Cueto, presidente, gerente general y representante ejecutivo de KCSM, comentó que al considerado como un servicio esencial, continuaron con las operaciones, pero protegiendo la salud de los empleados, para seguir con el movimiento de diversos insumos, como los que se utilizan para la desinfección y sanitización.

Aunque se tomó la decisión de proteger a los grupos vulnerables, por lo que más de 350 empleados se fueron a casa, lo que se tradujo en una reducción en la mano de obra disponible, pero también la empresa proporcionó productos de limpieza y protección a trabajadores, realizó diversos donativos, llevaron a cabo una campaña interna de agradecimiento y reconocimiento al personal que se encontraba laborando.

“Hoy vemos una recuperación de la económica en términos ferroviarios, en volúmenes que se tenían antes del COVID. A partir de junio vimos una recuperación del 39 al 40% en volúmenes que hoy estamos ya manejando. Hay muchas cosas que se aprenden de este tipo de crisis y hoy podemos salir más fortalecidos ante estas situaciones”, expresó.

En este sentido, reiteró que la ferroviaria mantiene su compromiso de inversión, de continuar con los empleos y con el servicio bajo condiciones no sencillas, que obligaron a todos a ser empresas de salud.

Por su parte, Flavio Rivera, presidente y director general de Daimler Vehículos Comerciales México, mencionó que durante los momentos de mayor crisis, la empresa implementó diversas acciones que involucraron más información y comunicación para sus clientes y empleados.

“Hemos sido flexibles para la adaptación y para nuevos esquemas de comunicación, hemos sido empáticos y ese es uno de los primeros aprendizajes, no será la última crisis seguramente serán varias, tenemos que sumar esfuerzos”, mencionó.

Consideró que en la medida que se siga promoviendo el estado de salud y emocional, se tendrá un equilibro positivo, dijo que la convivencia familiar no está peleada con el trabajo, ya que llevan varios meses de buenos resultados, por lo que esta etapa no se debe de borrar en el futuro.

Osiel Cruz, director general de Grupo T21 y moderador de la mesa, comentó que ninguna empresa hubiera querido estar inmersa en una crisis inédita y profunda como la que se ha registrado en este año.

“Como ocurrió en otros países, gobiernos intervinieron en apoyos para que las empresas nos se vieran tan apretadas y no redujeran sus plantillas laborales, eso no pasó en el país y tampoco hubo una flexibilidad en la política fiscal en materia de lo que es el pago de impuestos, tampoco ha habido un contexto de certidumbre y Estado de derecho para tener claridad y certeza en el mediano y largo plazo que las compañías requieren”, dijo.

Añadió que ante escenarios inciertos, los líderes deben de informar las acciones por terribles que sean, seguir con la flexibilidad para adoptarse a un nuevo entorno, así como continuar con la cultura de educación y capacitación del personal.